Recomendados en Obra Gruesa

Recomendados en Instalaciones

Recomendados en Terminaciones

Recomendados en Equipamiento

Recomendados en Escaleras

Recomendados en Seguridad

Recomendados en Paisajismo

Recomendados en Otros

¿Qué es el BIM?

Enviado por el Arquitecto Francisco Céspedes, Director BIM de Bimtool en 2016-2017 y Coordina BIM Consulting.

BIM es el acrónimo de Building Information Modelling, pero saber eso no nos sirve de mucho para entender de qué se trata esta tecnología. BIM no es un software ni  una marca específica de alguna aplicación de diseño, como suele malinterpretarse.

BIM es una tecnología y metodología de trabajo desarrollada para diseñar, simular, documentar ,revisar, construir y administrar un edificio, infraestructura o equipamiento, desde el encargo inicial hecho por el propietario hasta la puesta en marcha, operación y mantenimiento durante su ciclo de vida útil. Simple y complejo a la vez. Esta metodología se basa en construir virtualmente, y no dibujar, el edificio mediante un modelo tridimensional que utiliza los elementos constructivos (muros, losas, pilares) y objetos (muebles, artefactos, puertas) con sus dimensiones, formas geométricas, características y materiales de cada uno.

Cuando se utiliza, por ejemplo, un muro, no son dos líneas paralelas dibujadas cuyo significado depende de la interpretación, sino que el software sabe que es un muro tal como lo conocemos; tiene espesor, altura, materialidad o cualquier información relevante que se desee incorporar. Gracias a esta información contenida dentro los objetos (aquí está la i de BIM), se pueden obtener las cantidades de materiales, revisar errores e interferencias, conocer los costos , realizar análisis de diversos tipos, efectuar cambios, visualizarlos de manera realista y optimizar el diseño a la vez que se ve su impacto en el costo final de la obra, todo al mismo tiempo y en el mismo modelo.  Esta gran cantidad de información evita errores y genera grandes ahorros por conceptos de extraordinarios o cambios que antes se hacían en la obra y ahora pueden ser evaluados y validados antes, en un modelo digital.

La alta eficiencia y consistencia de la información, que optimiza y genera ahorros importantes en el proceso,  hace que esta tecnología se haya transformado en la gran revolución en la industria y actualmente sea un estándar a adoptar en los proceso de diseño y construcción.

BIM es el proceso de generar y manejar información acerca de un edificio durante todo su ciclo de vida, desde el inicio en su fase de diseño hasta su operación y mantenimiento.  Esta información se crea y maneja en una base de datos inteligente y tridimensional (software como Revit o Archicad), que se mantiene actualizada en tiempo real con cada cambio que se efectúa en el proyecto. Este entorno de diseño tridimensional permite evaluar y pre visualizar las soluciones y sus implicancias en distintas áreas de manera simultánea, y analizar aspectos más allá de las formas, reduciendo los vacíos de información de los equipos de trabajo y aportando información para la toma de decisiones en etapas tempranas del proceso, donde hacerlo es y equivocarse, es más barato que cuando el edificio está en construcción. Esta es la gran diferencia y ventaja con la metodología CAD de diseño, LA INFORMACIÓN contenida en el modelo.

Cada componente es generado desde una librería de productos y tiene información acerca de su posición, material, especificaciones, resistencia contra fuego, terminaciones, costos, fabricante, modelo, observaciones particulares y cualquier requerimiento especial que se le desee incorporar, que es guardado en esta base de datos. A medida que el diseño avanza, la información integrada al modelo se vuelve más cuantificable.

Podemos simular y entender aspectos antes solo visibles cuando se transformaban en problemas durante la obra. Errores,  interferencias y conflictos de trazados pueden ser detectados en una etapa muy temprana del proceso y ser solucionados sin mayores costos para el propietario ni atrasos en los tiempos de construcción ya que aún se trabaja en un modelo virtual. Un error común es considerar a BIM como un paquete de herramientas de diseño y dibujo tridimensional, pasando por alto el mayor potencial que tiene para la industria, que es el uso y manejo de la información que el modelo 3D contiene más allá de las imágenes y planos. El gran beneficio es aumentar y optimizar la eficiencia y calidad en la entrega de proyectos integrados  y reducir el riesgo en el proceso de construcción. Una vez terminada la construcción, BIM aporta su información para la administración de las instalaciones durante su ciclo de vida, optimizando las mantenciones, manejo de repuestos, stock de recambios, etc.