Recomendados en Obra Gruesa

Recomendados en Instalaciones

Recomendados en Terminaciones

Recomendados en Equipamiento

Recomendados en Escaleras

Recomendados en Seguridad

Recomendados en Paisajismo

Recomendados en Otros

Estado del BIM en universidades

Enviado por el Dr-Ing Danny Lobos de BIM-Chile.

Respecto al estado del BIM en las universidades chilenas, lo primero que podemos comentar sería la siguiente imagen que es una panorámica en construcción de cómo ha avanzado el BIM en Chile:

BIM en Universidades

Así se ha forjado la presencia del BIM en las universidades desde los orígenes  de la implementación en Chile, teniendo como un eje central del desarrollo de esta disciplina a la academia. En una imagen más amplia veriamos como el BIM ha nacido desde las universidades y ha permeado lentamente hacia el gobierno y hacia la industria.

También otra característica que ha tenido este desarrollo del BIM en las universidades ha sido que en general las universidades tienden a defender el parcelamiento, es decir, que cada universidad quiere (en el buen sentido) “acaparar” todo lo que son las iniciativas BIM y quiere autoproclamarse como un líder en BIM. Esto no debería extrañarnos ya que paso lo mismo en su tiempo con el desarrollo de la madera y sigue pasando con el desarrollo de la eficiencia energética (ambos ya llevan casi 20 años y una cobertura bien mínima a nivel nacional), por lo tanto el hecho de que en BIM hayan diversas universidades que se quieran autoproclamar  como líderes en BIM, es casi normal y debemos aceptarlo. Después otra característica es la falta de políticas claras de los directores de las escuelas (de Arquitectura, Construcción e Ingeniería) que dejan en manos de un profesor “computin” un tema tan delicado que años más tarde en Chile ha empezado a ser un estándar obligatorio. Esto significa que como los directores no entienden bien de qué trata la metodología BIM, no entienden cómo se enseña y no saben cómo se usa, ponen a cualquier persona que levante la mano y que diga “yo sé un poco de BIM” como profesor, sin saber si éste profesor tiene alguna certificación o algún grado de experiencia necesaria para poder liderar las iniciativas académicas que requiere una escuela o una facultad y eso ha dado como resultado que el BIM se viene enseñando hace casi 20 años en las universidades y el impacto ha sido súper bajo. Los profesores debemos hacer un mea culpa general por nuestra responsabilidad, reconocer que no hemos estado a la altura del desafío de la implementación BIM, ya que cada uno partió autocapacitándose y aprendiendo/enseñando visiones parciales del BIM.

Finalmente, dentro de lo que es el futuro avance de las universidades, también tenemos alguna cierta duplicidad de iniciativas, ya que cada universidad está haciendo su iniciativa por separado. Por ejemplo: BIM Forum está ofreciendo una iniciativa de grupo de trabajo de educación que es representativo de algunas universidades (3 o 4) y que en general son universidades que pueden pagar la membresía para participar. Por otro lado, está PMG haciendo un proyecto para CORFO donde investigan las brechas actuales en capacitaciones que existen y también cada universidad está haciendo su esfuerzo en detectar mercados educacionales BIM (para sus cursos de pregrado y diplomados). Entonces tenemos en realidad, casi triplicados los esfuerzos de impulsar el BIM en las universidades chilenas, eso en general también sumado a una falta de profesores que estén capacitados y certificados en la herramienta, porque el BIM ya se sabe a esta altura que no se trata solo de aprender una herramienta tal como Revit, Tekla o Archicad, si no que es la metodología BIM en su contexto general y en su carácter interdisciplinario y multi funcional durante todo el ciclo de vida de un edificio. Ese concepto cuesta bastante entenderlo y justifica o explica el porque la implementación de BIM en las universidades ha sido lenta y en realidad le quedan muchos años por delante, por tener profesores bien preparados que puedan hacerse cargo de estos cursos con el conocimiento y responsabilidad que el desarrollo del país demandan.